fbpx Skip to main content

Entendemos la construcción modular como una vía intermedia entre la industrialización y la prefabricación. Un sistema constructivo que bebe de los dos conceptos y extrae elementos de cada uno de ellos.

Ahora bien, ¿qué  significan industrialización y prefabricación?

Los dos términos, aunque no son sinónimos entre sí, juntos nos sirven para entender el concepto de construcción modular. Por lo tanto es necesario conocer los matices y diferencias entre los dos conceptos.

Podemos entender la “industrialización” como una organización del proceso productivo que, de forma racional y automatizada, implica la aplicación de tecnologías avanzadas al proceso integral de diseño, producción y fabricación.

En cambio, el concepto “prefabricación” se puede definir como un sistema basado en el diseño y producción de componentes elaborados en serie que, tras una fase de montaje simple y preciso, conforman el todo o una parte de una construcción. Tal es así que, cuando un edificio es prefabricado, las operaciones en el terreno son esencialmente de montaje, y no de elaboración.

El objetivo es  fabricar módulos que puedan ser combinados de modo diferente según las necesitadas de los clientes, manteniendo una relación respetuosa con el entorno y la naturaleza a la vez que se recupera la madera como material tradicional.

La construcción modular pues, es un sistema que se basa en el ensamblaje de módulos fabricados en serie que permite construir  espacios diferentes y personalizados. Éstos se fabrican a través de tecnología puntera de corte láser y mecanizado que permite tener una solución constructiva estandarizada pero a la vez única, que permite la flexibilidad y personalización del proyecto.

× Available from 08:00 to 20:00