fbpx Skip to main content

1. Tener otras deudas contraídas

Simplemente el hecho de tener una hipoteca ya garantiza tener una deuda muy grande durante varios años de la vida. Si además ya contabas con otros préstamos o pagos te puedes encontrar con que lo que debes es imposible de gestionar.

2. Comprar una que no te puedes permitir

Es un error de principiante cuyas consecuencias pueden ser para toda la vida. Antes de adquirir tu casa deberás plantearte si el desembolso no es excesivo y está dentro de tus posibilidades. Lo ideal es que las cuotas no supongan más del 25% del salario neto.

3. Aceptar una hipoteca desfavorable

Antes de firmar deberás tener en cuenta las condiciones de la hipoteca y cómo te va a afectar con el paso de los años. Puede ser que estés aceptando algo muy perjudicial para tus intereses.

4. No contar con el resto de gastos

Además del desembolso de la vivienda hay que contar con otros gastos derivados como la compra de muebles, las reformas o una eventual mudanza. Unas circunstancias que pueden encarecerlo todo y desajustarte el presupuesto.

5. No pedir consejo profesional

Aunque la decisión final sea tuya, lo cierto es que solicitar ayuda profesional te ayudará a valorar mejor las ventajas e inconvenientes de la vivienda y a elegir adecuadamente.

6. No inspeccionar el estado de la vivienda

Más allá de que la casa sea de tu agrado tanto externa como internamente deberás conocer el estado de suelos, paredes, tuberías y demás. Es la única manera de que no te lleves una sorpresa desagradable más adelante.

7. No comparar entre varias viviendas

Evidentemente terminarás quedándote con la casa que más te agrade, pero previamente has debido hacer una labor de investigación en la que puedas comparar viviendas y así valores más el estado de cada una de ellas.

8. Acudir a un solo prestamista

En este sentido también deberás comparar porque quizás ese único prestamista no te esté dando mejores opciones que otro. Al ser un desembolso tan elevado, lo ideal es tener en cuenta todas las variables.

9. No pensar en el futuro

Puede que el estudio coqueto que ahora te gusta se quede pequeño si formas una familia. O simplemente que te arrepientas pasado el tiempo de tu compra. Planifica un poco tu vida antes de meterte en una inversión de estas características

10. Valora bien las cuotas de la hipoteca

No es recomendable ni poner unos plazos demasiado largos, ya que los intereses harán que pagues mucho más, ni demasiado cortos, que quizás ahoguen tu capacidad económica.

× Available from 08:00 to 20:00