fbpx Skip to main content

El futuro de la construcción necesita ser una fusión entre la tecnología y otras disciplinas externas para continuar con su compromiso en el desarrollo de la sostenibilidad local y ambiental, y seguir siendo una fuente de empleo a cara de nuevas tendencias tecnológicas

A medida que la industria y el mercado cada día exigen más competencias e innovaciones, la construcción es clave para la revolución tecnológica, por lo que el futuro será liderado por los softwares en construcción, materiales de alta calidad, super estructuras, impresión 3D y la metodología BIM.

Es por eso que el futuro de la construcción necesita reevaluar por qué los humanos construimos en primera instancia. El hombre decidió construir por dos necesidades básicas: Protección y progreso. Es aquí donde las técnicas vernáculas tienen mucho que aportar acerca de sostenibilidad y comunidad.

Deben ser estructuras capitalizan el conocimiento local de como los edificios pueden ser diseñados acorde y como tomar ventaja de los materiales y los recursos locales, que puedan analizar y aplicar algunas lecciones como sistemas pasivos para enfriamiento y calefacción, estructuras livianas, recolección de agua, villas sostenibles.

El futuro necesita abrazar y fortalecer estas técnicas y aplicarlas en todos los proyectos venideros sin importar su escala. El segundo reto es hacer de la industria de la construcción más inclusive. Ya que esta juega un rol predominante en la economía, el mercado predomina su aplicación y desarrollo y deja en segundo plano bienestar humano.

 

La construcción necesita abrir más oportunidades a roles indirectos, como los residentes y las comunidades, abrir nuevos modelos de negocios y adaptar a todos los profesionales envueltos a adaptarse a los constantes cambios. Es así como el futuro de la construcción es indispensable en el cambio global en términos económicos, ambientales y sociales. El futuro es donde la construcción y el habitar son el mismo ejercicio.

× Available from 08:00 to 20:00