fbpx Skip to main content

La madera es uno de los materiales más nobles, versátiles y ecológicos del momento. Su utilización supone grandes ganancias en materia constructiva, y sus beneficios en el plano ecológico son realmente impresionantes, en especial porque fomenta al máximo el ahorro de energía

Las casas de madera están intrínsecamente relacionadas con la selección de un sistema constructivo capaz de crear una sinergia perfecta entre esta grandiosa materia prima y el resto de los elementos constructivos.

La madera es un material sumamente noble y resistente. Por eso no es de extrañar que en la actualidad goce de tanta receptividad en el mercado global de la construcción.

Las casas de madera guardan una estrecha relación con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, y esto es algo que ha calado muy bien en el mercado español ya que cada vez hay más personas interesadas en habitar este tipo de viviendas.

La industria también ha mostrado avances importantes en la última década, lo cual ha estado profundamente motivado por un incremento de la demanda de estas viviendas ecologistas.

Recomendaciones para construir una casa de madera

1. Evalúa las opciones constructivas

La industria de las casas de madera es realmente versátil. Esto supone, entre otras cosas, que una obra de este tipo pueda combinar varias opciones de diseño y construcción para que el resultado final sea del total agrado de cada cliente.

2. Establece un límite al presupuesto

Fijar un presupuesto permite tomar mejores decisiones de diseño y construcción. Cuando se delimita la cantidad de recursos económicos resulta más fácil decidir el tipo de materiales a usar y el diseño que finalmente tendrá la casa de madera.

3. Selecciona un aislamiento térmico de calidad

En las casas de madera el grosor del aislamiento térmico debe ser lo suficientemente capaz de regular la temperatura con un alto grado de efectividad. De esta forma evita que el frío o el calor se disipen, supeditada al tipo de clima que exista en el lugar donde se llevará a cabo el proceso constructivo.

4. El tratamiento de la madera no es opcional

La madera tiene sus propias características y particularidades, y se debe asegurar el utilizar láminas que hayan sido previamente tratadas en un aserradero, debe cortarse y secarse con mucha meticulosidad y rigurosidad.

 

En definitiva, las casas de madera son realmente prometedoras. De hecho, es una de las apuestas de construcción más atractivas del momento porque este material reduce los tiempos de obra significativamente, y además, potencia el ahorro de energía.