La madera,

un material ultra resistente

Los tejados de las casas son de madera debido a la resistencia de la misma contra los cambios climatológicos.

La madera tiene un excelente rigidez y resistencia. Es resistente a muchos productos químicos que son altamente corrosivos a otros materiales. Posee una gran capacidad para absorber energía y para resistir cargas de impacto, lo que hace un buen material de construcción en zonas sísmicas.

La construcción de madera

es simple, flexible y modular.

Además, la madera se adapta a todos los estilos y combina perfectamente con todo tipo de revestimiento.

La madera,

para una casa bien aislada

Por otro lado, la madera tiene la ventaja de no causar condensación, incluso si la pared muestra diferencias significativas de temperatura. La madera tiene una baja conductividad térmica.

Para la construcción

un material ecológico.

Además, la madera contiene carbono, que se almacena durante toda su vida útil.

Por lo tanto, no se liberará a la atmósfera.