fbpx Skip to main content

El mundo se está orientando progresivamente hacia estrategias más sostenibles. La economía circular, como estrategia de aprovechamiento cíclico de todos los recursos, podría convertirse en el modelo clave de la arquitectura del futuro

La construcción es uno de los sectores que genera, directa e indirectamente, un porcentaje considerable de contaminación dentro del total de recursos como el agua, energía y materiales, además de generar numerosos residuos y emisiones de gases Esto conlleva que los arquitectos, como participantes en el proceso, deban sentirse responsables de su trabajo.

La arquitectura se está concienciando de que es necesario aplicar estrategias que disminuyan impacto en el medio ambiente, tales como diseños más eficientes energéticamente, arquitectura Passivhaus, y edificios de consumo casi cero, que reducen considerablemente la demanda de energía.

La arquitectura circular pretende en lugar de crear algo de la nada y luego desecharlo, se construye a partir de elementos y materiales desechados construcciones anteriores, reciclados, o reconvertidos, se le da uso, y al final de su vida útil en esa construcción se retira de forma ordenada para catalogar su nueva utilización en el siguiente proyecto. De este modo, los sistemas de producción se realimentan a sí mismos, reduciendo la necesidad de materias primas y de gestión de residuos.

Se puede resumir los aspectos básicos de la arquitectura circular en los siguientes:

  • Diseño flexible y pensado para el desmontaje
  • Sistematizar las partes y sistemas del edificio y las uniones entre ellas: parcela, estructura, envolvente, instalaciones, espacio interior y mobiliario.
  • Recoger en un catálogo las características y especificaciones técnicas y químicas de cada material empleado:
  • Eficiencia y responsabilidad energética: emplear materiales y técnicas de construcción con energías renovables
× Available from 08:00 to 20:00